Lo Último

Vaca Narvaja: «Podemos beneficiarnos con el crecimiento y la inversión que genere la Nueva Ruta de la Seda»

El representante Especial para la Promoción Comercial e Inversiones designado en China, Sabino Vaca Narvaja, consideró que Argentina y la región pueden beneficiarse "con las posibilidades de financiamiento e inversión que se generen en el marco de la Nueva Ruta de la Seda".
A la vez, explicó que su tarea será "reorientar el diálogo político y a la vez establecer un plan de cooperación económica" con el gigante asiático, apuntando a reducir el déficit comercial.
En una entrevista con Télam vía mail desde China, Vaca Narvaja -designado por el presidente Alberto Fernández a principios de mayo- contó además la intención de atraer a un millón de turistas provenientes de ese país cuando pase la pandemia, y los planes para abrir un nuevo consulado argentino en el centro geográfico de China, así como la búsqueda de nuevas inversiones en rubros como infraestructura, energías convencionales y renovables, minería, manufactura e innovación.
– Télam: ¿Cuando llegó a China y qué escenario encontró?
– Vaca Narvaja: Llegué con mi familia el 29 de mayo en el vuelo especial de Aerolíneas Argentinas, en el marco de la "operación Shanghái", creada para transportar desde China a nuestro país más de 400 toneladas de insumos médicos. Encontramos un país donde el gobierno, conducido por el presidente Xi Jinping, ha priorizado la salud y el bienestar de la población ubicando a la sociedad en el centro de las políticas públicas, al igual que en Argentina lo ha hecho el presidente Alberto Fernández. Las coincidencias en la acción ante la pandemia de ambos mandatarios generaron numerosos y cordiales intercambios: Argentina ha recibido de China cuantiosas donaciones, incluidas algunas realizadas de provincias chinas a provincias argentinas, marcando un ejemplo de solidaridad sin precedentes.

– T: ¿Cuáles serán los ejes de interés de la tarea que usted inicia en ese país?
-VN: Junto al embajador Luis María Kreckler buscaremos estrechar los vínculos con China. Luego de algunas desavenencias con aquel país en los últimos 4 años, intentaremos reorientar el diálogo político y a la vez establecer un plan de cooperación económica que nos permita contrapesar y reducir el déficit comercial. También buscaremos redinamizar otras áreas, ampliando la cooperación en materia de cultura, educación, ciencia y tecnología, salud, deportes, etc. Para ello, es importante que recuperemos el espíritu de los convenios de cooperación estratégica firmados durante el gobierno de Cristina Kirchner en febrero de 2015.
– T: ¿Qué planes de cooperación y las inversiones podrían avanzar en la primera etapa de esta nueva gestión?
-VN: Necesitamos recuperar la senda de desarrollo sobre la base del crecimiento económico, la creación de empleo, la inclusión social, el desarrollo científico-tecnológico y el progreso federal, y China será muy importante en ese proceso. Lo vemos reflejado en el creciente intercambio comercial y en la ampliación de las inversiones chinas. En abril último, China desplazó a Brasil como principal socio comercial de la Argentina. En cuanto a los planes de cooperación e inversiones provenientes de China, apostamos a que se orienten principalmente hacia rubros que interesan a la Argentina como infraestructura, energías convencionales y renovables, minería, manufactura, innovación tecnológica, agricultura y tecnología de la información. En este proceso será clave promover la transferencia de conocimiento y tecnología entre los sectores científico y productivo de ambos países.
– T: ¿Se avanza hacia abrir nuevos consulados? ¿Cuál será el beneficio?
– VN: Esperamos en el corto plazo poder abrir un nuevo consulado en el centro geográfico de China. La decisión se vincula con la resolución del gobierno chino de reimpulsar la política de "Go West" iniciada a comienzos de los 2000 y revitalizada ahora en el marco de la iniciativa de La Franja y la Ruta. Con esta política, Beijing ha intentado resolver las crecientes desigualdades internas que derivan del proceso de transformación económica y crecimiento, expandiendo el desarrollo desde la franja costera hacia las zonas menos prósperas del centro y oeste del país. Para nosotros, es la posibilidad de poner en marcha un plan de coordinación e intercambio con especial énfasis en el estímulo de la relación de nuestras provincias con sus contrapartes chinas.
– T: ¿Hay manera de que nuestro país se beneficie con la Nueva Ruta de la Seda? (También llamada La Franja y la Ruta, proyecto de infraestructura terrestre y marítima para que China llegue directo a Europa y de ahí al mundo)
– VN: Como el resto de los países de la región, podemos beneficiarnos con las posibilidades de financiamiento e inversión que se generen. Esto puede estimular la apertura externa de las economías regionales y el crecimiento del comercio intrarregional. Básicamente, a través de la financiación de obras de integración física y logística, el transporte y la conectividad regional. Pongo como ejemplo los corredores bioceánicos, que permitirán que productores de nuestro país tengan una salida directa a los puertos del Pacífico chileno, pudiendo exportar a China reduciendo tiempos y costos logísticos.
– T: El gobierno anterior trató de conquistar el turismo chino ¿Seguirán esa línea? ¿Hay posibilidades de que alguna aerolínea china desembarque en el país?
– VN: China se ha convertido en líder mundial en turismo emisivo, hoy se estima que más de 200 millones de chinos viajan por el mundo. El gran desafío es captar una porción cada vez mayor de esos turistas, e incrementar de 70.000 a un millón la cantidad de turistas chinos que visitan la Argentina. Para eso tenemos que trabajar previamente cuestiones como la política de visado. La intención del Embajador es eliminar las visas para los ciudadanos chinos en un futuro. Otra cuestión es mejorar la conexión aérea con China, para lo cual será necesario incrementar los vuelos directos de Aerolíneas Argentinas. La experiencia reciente de nuestra aerolínea de bandera yendo a buscar insumos sanitarios a la ciudad de Shanghai vía Auckland, en el marco de la crisis por la Covid-19, marca el rumbo a seguir.

Con China hay "intereses similares" y "estructuras económicas complementarias", señaló Vaca Narvaja

El Representante Especial para la Promoción Comercial e Inversiones en China, Sabino Vaca Narvaja, analizó los factores que llevaron al "milagro chino" con altas tasas de crecimiento y dijo que con la Argentina "comparten intereses similares y poseen estructuras económicas complementarias".
En una entrevista con Télam desde China, el funcionario consideró que ese país "ha transitado un exitoso proceso de reforma logrando un verdadero milagro económico" y recordó que a través de políticas de incentivos específicos y focalizados, "alcanzó espectaculares tasas de crecimiento ubicándose en la cima de la economía mundial superando a buena parte de las economías desarrolladas".
Añadió en el mismo sentido que desde comienzos de los años 80 y hasta inicios de la presente década, la tasa de crecimiento del PBI chino se situó mayormente cercana al 10%.
"En particular, con el salto de calidad que dieron las empresas chinas al insertarse dentro de las cadenas globales de valor, lo cual redundó en la fabricación de productos no solo más sofisticados sino con un mayor valor agregado", apuntó.
Agregó que no conforme con esto, China se encuentra enfocada en la actualidad "hacia algunas industrias definidas como estratégicas, como las energías renovables, las tecnologías de la información, la biotecnología, la inteligencia artificial y la tecnología 5G".
Para el funcionario argentino, que desde fines de mayo está cumpliendo tareas en ese país, "todo esto es posible por la presencia en China de un Estado que ejecuta políticas activas y directas pensando en el bienestar del conjunto de la población y, a la vez, por la existencia de una sociedad ordenada que pone al proyecto de Nación por encima de otros intereses".
Consultado sobre qué espera lograr hacia el fin de su misión en estos 4 años, Vaca Narvaja dijo que su tarea será colaborar con el embajador en ese país, Luis María Kreckler, para "crear las condiciones para reconstruir el diálogo sustantivo con China, fortaleciendo de ese modo el vínculo político; y al mismo tiempo, lograr la concreción de nuevas oportunidades comerciales para nuestro país".
"Argentina y China son dos países en desarrollo, que comparten intereses similares y poseen estructuras económicas complementarias. Por eso, mi gestión se centrará en fortalecer la cooperación bilateral para hacer que dicha complementariedad redunde en el beneficio mutuo", concluyó.

También te puede interesar

congreso

Gómez Alcorta expondrá sobre los proyectos para prevenir la violencia de género

provincia de buenos aires

Los docentes bonaerenses celebran "el fin del atropello de los sumarios de Vidal"

pospandemia

Tolosa Paz detalló los ejes del desarrollo sostenible para la Argentina

Con China hay "intereses similares" y "estructuras económicas complementarias", señaló Vaca Narvaja

El Representante Especial para la Promoción Comercial e Inversiones en China, Sabino Vaca Narvaja, analizó los factores que llevaron al "milagro chino" con altas tasas de crecimiento y dijo que con la Argentina "comparten intereses similares y poseen estructuras económicas complementarias".
En una entrevista con Télam desde China, el funcionario consideró que ese país "ha transitado un exitoso proceso de reforma logrando un verdadero milagro económico" y recordó que a través de políticas de incentivos específicos y focalizados, "alcanzó espectaculares tasas de crecimiento ubicándose en la cima de la economía mundial superando a buena parte de las economías desarrolladas".
Añadió en el mismo sentido que desde comienzos de los años 80 y hasta inicios de la presente década, la tasa de crecimiento del PBI chino se situó mayormente cercana al 10%.
"En particular, con el salto de calidad que dieron las empresas chinas al insertarse dentro de las cadenas globales de valor, lo cual redundó en la fabricación de productos no solo más sofisticados sino con un mayor valor agregado", apuntó.
Agregó que no conforme con esto, China se encuentra enfocada en la actualidad "hacia algunas industrias definidas como estratégicas, como las energías renovables, las tecnologías de la información, la biotecnología, la inteligencia artificial y la tecnología 5G".
Para el funcionario argentino, que desde fines de mayo está cumpliendo tareas en ese país, "todo esto es posible por la presencia en China de un Estado que ejecuta políticas activas y directas pensando en el bienestar del conjunto de la población y, a la vez, por la existencia de una sociedad ordenada que pone al proyecto de Nación por encima de otros intereses".
Consultado sobre qué espera lograr hacia el fin de su misión en estos 4 años, Vaca Narvaja dijo que su tarea será colaborar con el embajador en ese país, Luis María Kreckler, para "crear las condiciones para reconstruir el diálogo sustantivo con China, fortaleciendo de ese modo el vínculo político; y al mismo tiempo, lograr la concreción de nuevas oportunidades comerciales para nuestro país".
"Argentina y China son dos países en desarrollo, que comparten intereses similares y poseen estructuras económicas complementarias. Por eso, mi gestión se centrará en fortalecer la cooperación bilateral para hacer que dicha complementariedad redunde en el beneficio mutuo", concluyó.

Últimos videos

Ver más

La Universidad de La Plata construirá un satélite propio

Más leídas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close